porridge con cacao y frutos de otoño

 

Aunque ya había hablado del porridge en este post no he podido evitar volver a pensar ¡madre mía que cosa más rica!, cuando he hecho estos días los primeros de la temporada. Ha sido sentir de nuevo el frío mañanero durante esta semana que he pasado en La Rioja, y apetecerme la versión calentita de los copos de avena y fruta para desayunar. Creo que podría desayunar esto todos los días… Además de rico, sus propiedades nutricionales lo hacen una comida súper saciante, saludable y nutritiva.

 

La forma de hacerlo es muy sencilla, te explico cómo lo hago para que si quieres lo pruebes si es que no lo has hecho todavía:

4 cucharadas soperas de copos de avena. Hay copos especiales para porridge que son muy finos y consigues una textura más suave, pero puedes utilizar cualquiera. A mí me gustan los copos algo más gruesos, que se hinchan un poco y queda una textura increíble.

1 vaso grande de leche o de una bebida vegetal.

Cacao crudo en polvo, canela. (opcional)

– Toppings: almendras, pera madura, arándanos, frambuesas, plátanos…

 

1- Calentar la bebida hasta casi el punto que empieza a hervir. Puedes hacerlo en microondas o en un cazo. Yo utilizo un cazo porque me resulta más cómodo para removerlo con una cuchara mientras la avena se ablanda.

2- Añades los copos de avena, una cucharadita de cacao en polvo y canela al gusto, y lo dejas reposar unos 10 minutos dándole vueltas con una cuchara de vez en cuando.

3- Mientras, aprovechas para pelar y cortar la fruta. Añades el porridge cuando esté listo en un bol, colocas la fruta, los frutos secos por encima y ¡listo!

 

 

La imaginación no tiene límites. Yo he utilizado estos días frutos de temporada aprovechando que estoy en casa y tengo muchas cositas a mano. Qué delicia. Espero que os haya gustado la idea para las mañanas de frío que están por llegar…

¡Hasta el próximo post!

 

porridge recipe!

    Comenzamos esta primera semana de diciembre con un desayuno calentito, energético y saludable. Un desayuno antifrío, para estos días que cuesta un mundo sacar el pie fuera de la cama. Al leer esto, mi marido me ha dicho que sin duda ese desayuno es un par de huevos fritos con jamón… Claro, energético es, ¡pero no es algo que puedas desayunar de forma habitual sin terminar hospitalizado! Ya os contaré un día lo divertido que es tener al enemigo en casa…

   Yo soy adicta a la fruta y a mezclar en un bol todo tipo de cereales, con frutos secos y fruta para desayunar, pero estos días el cuerpo ya pide la versión calentita. ¿Habeís oído hablar del PORRIDGE? Su origen es inglés, y como nos encanta adoptar este tipo de palabras, así se les llama ahora a las gachas o a la papilla de avena de toda la vida, y es una opción de desayuno sano e ideal para esta  época de frío. Nada nuevo para deportistas y quienes saben un poquito de cómo aprovechar las propiedades de los alimentos, pero digo yo que energía necesita quien va a entrenar, pero también quien tiene 8 horas por delante de curro, ¿no?.

    El porridge es muy fácil de preparar, su base son los copos de avena reblandecidos en leche caliente u otra bebida vegetal, de almendras o de avena, hasta formar una papilla o una textura tipo arroz con leche… Y el resto de la receta la puedes variar y reinventar todo lo que quieras, ya que una vez hecho puedes añadirle todo lo que se te ocurra: frutos secos, fruta fresca, miel…

    La primera vez que probé los copos de avena fue de este modo y me encantó, y antes de decirte cómo lo hago, te voy a hablar de sus PROPIEDADES NUTRICIONALES y de por qué es un desayuno perfecto para esta época del año.

    LA AVENA es un superalimento. Es un cereal complejo muy saciante, de bajo índice glucémico y rico en proteínas, vitaminas y fibra. Por todo ello proporciona energía durante horas (son de los carbohidratos que liberan la energía poco a poco), además de que tomado regularmente es fantástico para regular el tránsito intestinal. Para hacer el porridge utilizamos leche u otra bebida vegetal, así que estamos añadiendo otra fuente de proteínas y vitaminas a nuestro desayuno. Pero todavía lo podemos completar más: nueces, semillas, almendras, pasas, arándanos secos, plátano, manzana, cacao, miel… lo que más te apetezca.

   El ánimo, las mañanas y cómo te enfrentas al día cambia cuando tienes energía. ¿No te pasa eso de desayunar y a media mañana sentir un bajonazo horrible?. El desayuno es el momento idóneo para los carbohidratos y los alimentos energéticos. Un bol de porridge puede contener aproximadamente 380 kcal dependiendo de cómo lo hagamos. Pero no contemos las calorías hablando de energía sana, en un desayuno completo y muy saludable.

PicsArt_12-01-02.39.51

Te cuento como lo preparo.

– 4 cucharadas soperas de copos de avena. Hay copos especiales para porridges que son muy finos y consigues una textura más parecido a una papilla, pero puedes utilizar cualquiera. En las fotos verás que los que yo uso son gruesos e integrales que me gustan más.

– 1 vaso grande de leche (yo tomo bebida de avena).

– 1 plátano, 1/2 manzana, miel, pasas, nueces, almendras laminadas, frutos rojos…

  1.   Calientas el vaso de leche en un cazo o en el microondas hasta casi el punto que empieza a hervir.
  2.   Apagas el fuego, añades los copos de avena y lo dejas reposar dándole vueltas con una cuchara de vez en cuando durante unos 10 minutos, que verás cómo se hinchan y deshacen formando una especie de papilla.porridge
  3.  Lo viertes en un bol y mientras dejas que se atempere un poco, aprovechas para pelar y cortar la fruta que prefieras. Se lo añades y listo para tomar!

5ace3d96-9193-481e-9027-f7e698ca5fde

finish

 

    Si te gustan los sabores naturales y quieres cuidarte, con el dulzor que aporta la fruta tendrás suficiente, o si no puedes utilizar un edulcorante como la estevia, el sirope de ágave, o si prefieres, miel o azúcar moreno. Lo acompañamos con un café o un té y ya tenemos nuestro desayuno completo (yo a veces le añado en el porridge mismo el café recién hecho y está buenísimo).

PicsArt_12-01-02.14.07

 ¿Lo habías probado ya? Si no, te animo a variar tu desayuno de siempre, a probar recetas nuevas, deliciosas y que te ayudarán a comer sin darte cuenta de forma cada vez más saludable!