porridge con cacao y frutos de otoño

 

Aunque ya había hablado del porridge en este post no he podido evitar volver a pensar ¡madre mía que cosa más rica!, cuando he hecho estos días los primeros de la temporada. Ha sido sentir de nuevo el frío mañanero durante esta semana que he pasado en La Rioja, y apetecerme la versión calentita de los copos de avena y fruta para desayunar. Creo que podría desayunar esto todos los días… Además de rico, sus propiedades nutricionales lo hacen una comida súper saciante, saludable y nutritiva.

 

La forma de hacerlo es muy sencilla, te explico cómo lo hago para que si quieres lo pruebes si es que no lo has hecho todavía:

4 cucharadas soperas de copos de avena. Hay copos especiales para porridge que son muy finos y consigues una textura más suave, pero puedes utilizar cualquiera. A mí me gustan los copos algo más gruesos, que se hinchan un poco y queda una textura increíble.

1 vaso grande de leche o de una bebida vegetal.

Cacao crudo en polvo, canela. (opcional)

– Toppings: almendras, pera madura, arándanos, frambuesas, plátanos…

 

1- Calentar la bebida hasta casi el punto que empieza a hervir. Puedes hacerlo en microondas o en un cazo. Yo utilizo un cazo porque me resulta más cómodo para removerlo con una cuchara mientras la avena se ablanda.

2- Añades los copos de avena, una cucharadita de cacao en polvo y canela al gusto, y lo dejas reposar unos 10 minutos dándole vueltas con una cuchara de vez en cuando.

3- Mientras, aprovechas para pelar y cortar la fruta. Añades el porridge cuando esté listo en un bol, colocas la fruta, los frutos secos por encima y ¡listo!

 

 

La imaginación no tiene límites. Yo he utilizado estos días frutos de temporada aprovechando que estoy en casa y tengo muchas cositas a mano. Qué delicia. Espero que os haya gustado la idea para las mañanas de frío que están por llegar…

¡Hasta el próximo post!