tortilla de kale

Hoy os dejo una receta por aquí, que he pensado que de tan sencilla, igual no merezca la pena… pero bueno que sí, ¡que está deliciosa!. Para los que os cuesta comer toda la verdura necesaria para llevar una dieta equilibrada, los revueltos y las tortillas son una buenísima forma de engañar un poco al paladar o si os encanta, una forma más para disfrutarla. La cantidad diaria recomendada de vegetales es de entre 200-300 gr. en comidas y cenas, y lo óptimo es tomar parte de estas crudas.

Ayer comentaba por qué es tan importante consumir vegetales de hoja verde. Son alimentos llenos de nutrientes, vitaminas y minerales, mucha fibra y ácido fólico. También contienen aminoácidos (precusores de proteínas), fitoquímicos proactivos… y estás tomando alimentos frescos y naturales (materia prima).  Cuanto más verde oscuro sea el color de sus hojas, mayor concentración de nutrientes beneficiosos para el sistema digestivo e inmunológico. En definitiva, imprescindibles en una dieta saludable.

El otoño-invierno es temporada de brócoli, col kale, acelgas, espinacas, coles, endivias, escarola…

Esta vez ha tocado kale, pero esta receta se podría hacer con cualquiera otra. El kale se ha puesto en los últimos años muy de moda por considerarse un “superalimento” por el gran aporte de hierro, calcio y sus propiedades antioxidantes concentradas en una pequeña cantidad, y claro, porque es bajo en calorías.

Ingredientes:

150-200 gr de col rizada (kale) pesado en crudo

6 huevos camperos

1 diente de ajo

1 cucharada de AOVE

Sal y pimienta

 

  1. Lavar y trocear el kale. Esta vez he utilizado kale envasado que venden ya lavado y troceado. Trae exáctamente 200 gr.
  2. Cocer con una pizca de sal (olla express 3-4 min)
  3. Escurrir (tip: reservar el agua de la cocción para usar en cualquier otro guiso, la puedes incluso congelar. La del kale es muy gustosa)
  4. Rehogar 2-3 min el kale en una sartén junto con un diente de ajo y una cucharada de AVOE.
  5. Batir los huevos en un bol aparte y añadir el kale rehogado y un toque de pimienta.
  6. Hacer la tortilla.
Cocer el kale con una pizca de sal
Rehogar el kale con 1 cda de AOVE, batir los huevos y mezclar
¡Jugosísima, rica y saludable!