tonifica tu abdomen con isométricos

    Hace tiempo estuve trabajando en un centro de entrenamiento en el que usan equipos de electroestimulación y les debía una visita! Así que aprovechando que ya ha pasado el tiempo recomendado después de dar a luz, este fin de semana me pasé por allí para hacer una una sesión orientada a fortalecer el abdomen con una rutina de ejercicios isométricos. Como ya os hablé en un post, con este sistema de entrenamiento se activa la musculatura a través del ejercicio que estamos realizando y por el impulso que recibes a través del equipo, haciendo que el ejercicio sea más intenso. Y además, te permite diseñar el entrenamiento según el objetivo que persigas y hacer mayor hincapié por ejemplo en fortalecer el abdomen, que es lo que yo quiero!.

    Con los abdominales isométricos conseguimos activar la musculatura abdominal manteniendo una postura sin hacer ningún movimiento. Son ejercicios bastante intensos aunque a simple vista parezca que no estamos haciendo mucho… pero en realidad durante todo el tiempo que estás manteniendo una postura el músculo está trabajando, y eso a los 10 segundos empieza a notarse… llegar a los 30 cuesta y un 1 minuto es insoportable!. Son a la vez abdominales muy seguros porque no hacemos flexo-extensión de tronco, así que no hay posibles molestias para la espalda y en el caso del posparto, son muy recomendables.

Imagen del post de A TOPE DE CORE!

    Las posturas más típicas son las planchas, en todas sus versiones: con apoyo de codos y sobre la punta de los pies, apoyados con las manos, elevando una pierna, planchas laterales… Y esto es porque los ejercicios para trabajar el abdomen de forma isométrica se basan en que cuantos menos puntos de apoyo contacten con el suelo, mayor trabajo nos costará mantener la postura, el equilibrio y la alineación del tronco, trabajo que hace la musculatura del abdomen en mayor medida. Además con las planchas de paso también trabajas los glúteos y brazos pero bien!.

   Así que con todo esto, más el chaleco que dificulta e intensifica aún más el ejercicio, probé a ver que tal salía. Realicé una sesión compuesta de una parte de movimientos más globales a modo de calentamiento basados en sentadillas y luego ejercicios isométricos de suelo y de pie. Acabé los 20 minutos del programa costándome bastantito mantener las posturas durante los 6 segundos que duraba el impulso del chaleco… y después de la sesión me encontré muy bien con sensación de haber realizado un entrenamiento intenso. Lo que yo quería.

   Os dejo imágenes con algunos de los ejercicios que hice, si teneis oportunidad os animo a probarlo!

IMG_0570

IMG_0574

 IMG_0567

 IMG_0560

IMG_0563

IMG_0540

 

 

,

¡A TOPE DE CORE! ISOMÉTRICOS

     Core y ejercicios isométricos, ¡una combinación que funciona muy pero que muy bien!. ¿Pero cómo se trabaja el core con ejercicios isométricos? La palabra CORE, que no es más que la traducción inglesa de la palabra núcleo, se viene utilizando mucho últimamente para referirse a la parte central de nuestro cuerpo, nuestro corset anatómico, formado por los músculos abdominales, los que conforman la zona de nuestra columna baja y la cadera, cuya importancia estabilizadora, postural y de centro de todos nuestros movimientos es absoluta. Los EJERCICIOS ISOMÉTRICOS son un método de trabajo de fuerza y tonificación muscular en los que tensamos nuestros músculos y mantenemos una posición, sin movimiento, y que tienen su base en el trabajo que realizamos manteniendo esa tensión muscular el tiempo que permanezcamos en la postura mantenida. Es una de las formas más seguras y más profundas de trabajar esta zona, siendo un entrenamiento ideal  para personas que se están recuperando de lesiones.

     Ya ves, no todo son abdominales y crunches para trabajar nuestro core, el trabajo muscular que conlleva mantener una postura estabilizando nuestro cuerpo es otra excelente vía para variar nuestros entrenamientos, trabajar y tonificar esta zona del cuerpo de forma total.

¡Vamos a la práctica! Una tabla de ejercicios para trabajar bien bien el CORE mediante EJERCICIOS ISOMÉTRICOS.

  1. PLANCHA – En posición de plancha, manos y pies apoyados, mantener la posición de 6 a 8 segundos. Repetir 5 veces.
  2. PLANCHA DE ANTEBRAZOS – Desde la posición de plancha, apoyamos los antebrazos y mantenemos esta posición de 6 a 8 segundos. Repetir 5 veces.
  3. PLANCHA CON ELEVACIONES DE PIERNA Y BRAZO – Desde la misma posición de plancha del principio, elevar primero una pierna y después el brazo contrario al frente. Se puede comenzar con elevaciones de una pierna sólo, un brazo sólo, hasta conseguir mantener la plancha con la pierna y el brazo contrario elevados. Mantener la posición de 6 a 8 segundos y repetir 5 veces con cada brazo/pierna.
  4. EQUILIBRIO LATERAL – Desde la posición de plancha, giramos nuestro cuerpo elevando poco a poco un brazo hacia arriba, hasta quedar en equilibrio lateral. Después poco a poco elevamos la mirada desde el suelo hacia la mano que se eleva. Mantener la posición de 6 a 8 segundos y repetir 5 veces, cambiando de lado.
  5. ELEVACIÓN DE TRONCO EN APOYO DE LA ZONA SUPERIOR DE LA ESPALDA. Tumbados boca arriba con rodillas flexionadas y pies apoyados, elevar nuestro cuerpo apoyándonos sobre la zona alta de la espalda con los brazos extendidos a cada lado. Mantener la postura durante 6-8 segundos y repetir 5 veces.
  6. TUMBADOS BOCA ARRIBA CON PIERNAS ELEVADAS. Desde la posición de tumbados boca arriba con las piernas y brazos extendidos, tensar el abdomen y elevar las piernas estiradas. Mantener de 6 a 8 segundos y repetir 5 veces.
  7. MANTENER FLEXIÓN ABDOMINAL. Tumbados boca arriba con piernas flexionadas, elevar la zona de la espalda alta del suelo. Con elevar las escápulas de los hombros es suficiente. No fuerces el cuello. Mantener de 6 a 8 segundos y repetir 5 veces.
  8. APOYO DE MANO Y PIE CONTRARIO – (imagen de portada) Desde la posición de sentados con piernas flexionadas y manos apoyadas a cada lado de nuestro cuerpo, elevar el cuerpo y llevar una mano a tocar la punta del pie contrario. Mantener esta posición de 6 a 8 segundos y repetir 5 veces con cada brazo de apoyo. Se puede comenzar realizando sólo la elevación de la pierna, o del brazo llevando la mano a tocar la rodilla contraria, hasta conseguir realizar el ejercicio completo.

 

[table id=1 /]

¡Antes de empezar!

  • Al realizar estos ejercicios mantén tu abdomen tenso en todo momento. El core se mantiene controlado y en tensión. Coge aire antes y expúlsalo poco a poco a medida que realices el ejercicio.
  • Son ejercicios que requieren concentración y tiempo ¡pero por eso también son muy divertidos de trabajar y producen mucha satisfacción cuando logras hacerlos!
  • Al igual que otros ejercicios de fuerza, hazlos antes de un entrenamiento aeróbico o de más intensidad.

Y como la forma más sencilla de entender todo esto que te explico es viéndolo, aquí te dejo el vídeo.

      ¡Ya tenemos un entrenamiento de piernas y otro de core en la pestaña de ENTRENA MDB! Puedes realizar los dos seguidos en un mismo entrenamiento empezando por el entrenamiento de core, realizando tres series por cada ejercicio de cada entreno. O puedes alternarlos en días diferentes durante la semana para un entreno completo de piernas y core.

¡¡Y que el ritmo no pare!!