ESTA ES LA DIETA DEL OTOÑO

    Insomnio, sensación de cansancio, apatía, desmotivación, ansiedad, estreñimiento… ¿Te suenan? En cuanto comiezan a encadenarse unos cuantos días grises empezamos a notarnos flojos o un poco de bajón… No falla, son los síntomas transitorios del síndrome otoñal que nos pueden afectar en mayor o menor medida. Pues bien, estos problemas que trastocan nuestro bienestar, se pueden combatir adoptando una actitud pro-activa y siguiendo unas pautas para reforzar y readaptar nuestra dieta a la nueva estación.

   Vamos a darle a nuestro cuerpo un empujón haciendo acopio en nuestra despensa de cuatro sencillos grupos de alimentos que nos aportarán lo que necesitamos para encontrarnos mejor, y vamos a dejar a un lado otros que no ayudan tanto:

AÑADE A TU DIETA…

  • VITAMINA C. Energizante y con propiedades antioxidantes, está presente en las frutas y verduras y es un must de los meses fríos. Verduras crudas, en sopas y purés, y fruta en el desayuno, a media mañana o para merendar en zumos, mezclada con yogur o entera.

IMG_20151003_100030

  • Busca alimentos que contengan TRIPTÓFANO. Añade a tu dieta frutos secos y proteínas de alto valor biológico (como chocolate negro, huevos, carne de pollo). Estos alimentos contienen triptófano que es precursor de la serotonina, y este neurotransmisor juega un papel muy importante en el estado de ánimo y calma la ansiedad.
  • Alimentos ricos en FIBRA para combatir el estreñimiento: cereales integrales, verduras y frutas.

PicsArt_10-07-11.57.56

  • Alimentos ricos en ácidos grasos OMEGA-3, como el pescado azul o los frutos secos.

EVITA…

  • Alimentos con alto índice glucémico (el pan blanco, patatas fritas, galletas y bollería). Los altibajos que generan en los niveles de glucosa afectan al sistema nervioso estando asociado a estados de ansiedad y desánimo.

      Con unos pequeños cambios en nuestra dieta y un poco de ejercicio… ¡verás como notas que recuperas tu ánimo y energía natural!

10 COSAS QUE HARÁN QUE TE ENCUENTRES MEJOR DURANTE TU EMBARAZO

     La forma de vivir un embarazo es muy diferente para cada mujer. Las circunstancias personales, cómo nos enfrentamos a él, si sufrimos más o menos molestias o los miedos propios de este proceso… Son muchos los factores que influyen en que estos meses sean más o menos “incómodos” de llevar, pero por suerte para nosotras ¡existen muchas cosas que sí que podemos hacer para que el embarazo sea mucho más placentero!.

 ¿Quieres que te cuente unos consejos que a mí me funcionan para encontrarte mejor durante el embarazo?

1. VIDA ACTIVA, EJERCICIO. La acción llama a la activación. Si te mueves estarás llena de energía, te encontrarás ágil y mejor con tu cuerpo, te será más fácil controlar el aumento de peso y estarás más fuerte. Un cuerpo más sano y fuerte sufre menos lumbalgias, menos cansancio, menos contracturas… En definitiva, un embarazo activo te ayudará a prevenir molestias y hará que te sientas mejor y llegues más preparada al parto.

2. COME SANO, COME LIMPIO. Más que nunca, hora de cuidarse, hidratarse y pensar que ahora estamos alimentándonos para crear los tejidos de la personita que crece dentro. Es muy fácil, sólo hay que reeducar ciertos hábitos y cambiar algunos alimentos por otros más saludables y nutricionalmente más valiosos. Muchas frutas, en zumos y smothies, verduras y proteínas de alto valor biológico. Disminuir los azúcares y los alimentos procesados e incluir a diario cereales integrales, avena, etc.

    Además tenemos que tener en cuenta que el estómago se va comprimiendo conforme crece la barriga y a veces esto ocasiona problemas digestivos. Cocinar con menos grasa, evitar las bebidas gaseosas, disminuir las cantidades de las comidas principales y hacer un mayor número de ingestas al día te ayudará a prevenir estas molestias.

570d4276-118b-4e4e-8f96-0c7fbc46c440

3. DUERME (todo lo que puedas). Trabajo, hijos, quehaceres… suena ideal decirlo pero ya sé que no es tan fácil conseguirlo… Aún así, es importante que trates de dormir las máximas horas posibles, o al menos tener durante el día ratitos de descanso.

4. LEE, INFÓRMATE Y DISFRUTA APRENDIENDO. En mi primer embarazo fue cuando más libros devoré y más leí sobre multitud de aspectos del embarazo. Comprender por todo lo que pasa tu cuerpo en esta etapa es fundamental para entender muchas cosas que sientes, saber qué es lo siguiente que viene y en definitiva, poder prepararte mejor física y mentalmente para afrontar todo esto.

5. CUÍDATE MUCHO. Nunca más el aspecto de tu pelo, de tu piel, tu pecho y de tu cuerpo entero sufrirá tantos cambios y altibajos en tan poco tiempo. Existen productos maravillosos para la prevención de estrías y la hidratación del cuerpo… complementos vitamínicos, alimentos con propiedades beneficiosas… Todo lo que te ayude a sentirte mejor durante el embarazo, ¡bienvenido sea!.

6. ESCUCHA A TU CUERPO. Él te pedirá lo que necesitas en cada momento, hacer ejercicio sin duda es imprescindible, pero si hoy estás cansada, descansa. Si el cuerpo no te pide salir, no salgas. Y si te pide un dulce, dale dulce.

 7. SIGUE CON TU VIDA NORMAL. No cambies nada (de no ser que sea perjudicial claro), el embarazo cambia tu cuerpo pero no tiene que cambiar tu estilo de vida. ¡Que bastantes cambios vendrán en unos meses!. El cuerpo es sabio y te dirá cuando bajar el ritmo o delegar funciones que ya te resulten pesadas.

8. UN EMBARAZO, COSA DE DOS. Comparte esta experiencia al máximo con tu pareja, tus sensaciones, tus miedos… hará que sean unos meses inolvidables, llenos de complicidad, anécdotas e ilusión. Sentir el apoyo de tu pareja durante esta etapa es algo fundamental para el bienestar emocional de la embarazada.

9. ESCRIBE UN DIARIO. Realizar algún apunte de cada semana o de cada hito, pegar en él las ecografías… Me parece una cosa muy especial que te conecta mucho con tu interior y que es muy bonito para guardar y poder recordar siempre.

10 ¡FOTOS! Es alucinante ir viendo los cambios mes a mes y guardar tus fotos más bonitas para toda la vida.

    Estas son algunas de las cosas que me hacen sentir mejor y disfrutar más de mi embarazo, ¿me contáis que hacéis vosotras para sentiros mejor? 

IMG_20150918_105043

Atención al próximo post de ejercicios de abdomen específicos para embarazadas, don´t miss!

UN SEPTIEMBRE CARGADO DE RETOS

    Si enero es el mes en el que hacemos balance del año del año que dejamos, septiembre es el momento de empezar nuevos proyectos, o de darle una repensada a los que tenemos en marchade reorganizarnos. Después de un verano en el que hemos recargado pilas y nuestra cabecita ha tenido tiempo de pensar hacia dónde queremos redirigir nuestros pasos y de enfocar desde diferente perspectiva las cosas, este es el mes de emprender y comenzar nuevos retos.

    Parece que hasta que no llega el primer día gris y fresquito no terminamos de creernos que el verano va terminando. Reforcemos el cuerpo para los cambios de temperaturas y el mayor gasto de energía de la vuelta a los horarios y los madrugones con alimentos de temporada que nos cargarán de vitaminas y de energía. En septiembre es tiempo de peras, aguacates, manzanas, uvas.. Vuelven las cremas, los purés y las infusiones. Y así poco a poco, nos iremos recuperando de los (benditos) excesos del verano y volviendo a comer de manera más ordenada y saludable.

higos

  Aprovechemos la vuelta a los horarios para organizar nuestro tiempo, encontrar ese hueco para nosotros y volver ser constantes con el ejercicio. Estar activos nos ayuda a sentirnos bien, con más energía para sacar adelante cada día todo lo que nos propongamos.

    Y otra cosa que me encanta de septiembre. Es momento de decidirnos a iniciar alguna actividad o estudio que nos ilusione y encaje con nuestro tiempo… Motívate, siéntete feliz por este nuevo curso que comienza con todo lo bueno que está por llegar y ¡llena tu septiembre de nuevos retos!.

20150825_082617

SUMMER REMAINS & SUP

    Hoy organizando las fotos del verano me he dado cuenta que todavía no he contado nada por aquí sobre paddle surf o Stand Up Paddle, ¡con lo que me gusta!. Esta tabla alargada es una de mis mayores aficiones cuando llega el buen tiempo… diversión, agua y el ejercicio al aire libre, ¡que más se puede pedir!. Cualquier persona puede practicarlo sin tener que estar en una forma física especial y es fácil pillarle el truco, así que en nada estás listo para poder disfrutar de unas horas de travesía sobre la tabla… ¡o al menos intentándolo!.

    Es una forma diferente de recorrer y disfrutar playas, rías y pantanos en escapadas o estando de vacaciones a la vez que te mueves. Porque el paddle surf es un ejercicio completísimo. Encima de la tabla se trabaja toda la musculatura en el intento de mantener el control postural para mantener el equilibrio sin caernos, mientras a la vez generamos fuerza desde las piernas, tronco y brazos sobre el remo para desplazarnos. Así que imagina todos los beneficios de practicarlo de manera continua: Mejora tu capacidad aeróbica y tu resistencia muscular, tonificas tus músculos de forma muy bonita y además de desarrollar fuerza y equilbrio, ¡quemas muchas calorías!.

IMG_20150909_183902

   En este post, quiero contarte las cosas más básicas que debes saber si no lo has practicado nunca, mostrarte cómo es el equipo y enseñaros mi tabla hinchable. La primera vez que la ví me sorprendió mucho que algo tan fuerte y estable fuese hinchable, y eso de poder llevártela a cualquier parte… ¡me pareció súper práctico!.

 SUP & CÓMO COMENZAR

1. Primero ajustamos la altura de nuestro remo. Tiene que sobrepasar por encima de nuestra cabeza aproximadamente medio palmo de altura.

2. Tanto al salir desde la orilla como al volver, la posición más segura es hacerlo de rodillas sobre la tabla y sentados sobre nuestros tobillos, hasta que salgamos de la zona de olas, o haya suficiente profundidad de agua para que si nos caemos no nos hagamos daño. En esta posición, el remo se agarra desde su zona media.

3. Hora de levantarse. Agarra la pala desde la empuñadura y la otra en el eje. Mantén los pies separados a la altura de los hombros a ambos lados del punto medio de la tabla, las rodillas flexionadas y la mirada hacia el horizonte.

paddle

3. Desplazarse hacia adelante. Mete la pala en el agua desde donde te alcance los brazos en la parte de delante de la tabla y empújala a lo largo del borde de la tabla hasta atrás. Para cambiar de lado el remo, primero suelta la mano de la empuñadura e intercámbiala por la de abajo

4. Giros y cambios de dirección. Empujar con la pala el agua desde delante hacia la parte de atrás de la tabla y continuar de atrás a adelante por el otro lado. Cuanto más alejado esté el remo de la tabla, más eficiente será el giro.

5. En caso de emergencia. Túmbate sobre la tabla con el remo debajo del pecho y rema con las manos hasta un sitio seguro. Mantente siempre unido a la tabla con el invento atado al tobillo.

   Espero que te haya gustado, yo tengo los fines de semana contados para poder practicarlo… no porque sea peligroso para el embarazo, sino porque en breve !no habrá neopreno en el mundo donde meter esta barrriga!

20150826_203623


(Música vídeo: Beso Beach Formentera Vol. 1 Verano 2015)

FRUTA, ¡MUCHA FRUTA!

   Hasta los más perezosos y a los que les cuesta llegar a las 2-3 piezas de fruta diaria aconsejadas en una dieta equilibrada no podrán resistirse si se encuentran con esto en el frigorífico. Lavada, cortada y lista para picar entre horas, preparar una merienda o llevártela al trabajo o a la piscina. Sanísima, refrescante y con ¡sabor a verano!.

   Todas ricas en agua, vitaminas y antioxidantes, las frutas de esta temporada te ayudaran a controlar tu apetito entre comida y comida si estás perdiendo peso o a completar tu dieta de la manera más saludable.

     Fácil y cómodo. Demostrado que de esta manera la fruta dura menos en casa… Media sandía, medio melón, 1/2 de albaricoques y casi lo mismo de cerezas en la foto… ¡veremos cuanto dura!

    ¡Seguimos cuidando nuestro body, también por dentro!