tonifica tu abdomen con isométricos

    Hace tiempo estuve trabajando en un centro de entrenamiento en el que usan equipos de electroestimulación y les debía una visita! Así que aprovechando que ya ha pasado el tiempo recomendado después de dar a luz, este fin de semana me pasé por allí para hacer una una sesión orientada a fortalecer el abdomen con una rutina de ejercicios isométricos. Como ya os hablé en un post, con este sistema de entrenamiento se activa la musculatura a través del ejercicio que estamos realizando y por el impulso que recibes a través del equipo, haciendo que el ejercicio sea más intenso. Y además, te permite diseñar el entrenamiento según el objetivo que persigas y hacer mayor hincapié por ejemplo en fortalecer el abdomen, que es lo que yo quiero!.

    Con los abdominales isométricos conseguimos activar la musculatura abdominal manteniendo una postura sin hacer ningún movimiento. Son ejercicios bastante intensos aunque a simple vista parezca que no estamos haciendo mucho… pero en realidad durante todo el tiempo que estás manteniendo una postura el músculo está trabajando, y eso a los 10 segundos empieza a notarse… llegar a los 30 cuesta y un 1 minuto es insoportable!. Son a la vez abdominales muy seguros porque no hacemos flexo-extensión de tronco, así que no hay posibles molestias para la espalda y en el caso del posparto, son muy recomendables.

Imagen del post de A TOPE DE CORE!

    Las posturas más típicas son las planchas, en todas sus versiones: con apoyo de codos y sobre la punta de los pies, apoyados con las manos, elevando una pierna, planchas laterales… Y esto es porque los ejercicios para trabajar el abdomen de forma isométrica se basan en que cuantos menos puntos de apoyo contacten con el suelo, mayor trabajo nos costará mantener la postura, el equilibrio y la alineación del tronco, trabajo que hace la musculatura del abdomen en mayor medida. Además con las planchas de paso también trabajas los glúteos y brazos pero bien!.

   Así que con todo esto, más el chaleco que dificulta e intensifica aún más el ejercicio, probé a ver que tal salía. Realicé una sesión compuesta de una parte de movimientos más globales a modo de calentamiento basados en sentadillas y luego ejercicios isométricos de suelo y de pie. Acabé los 20 minutos del programa costándome bastantito mantener las posturas durante los 6 segundos que duraba el impulso del chaleco… y después de la sesión me encontré muy bien con sensación de haber realizado un entrenamiento intenso. Lo que yo quería.

   Os dejo imágenes con algunos de los ejercicios que hice, si teneis oportunidad os animo a probarlo!

IMG_0570

IMG_0574

 IMG_0567

 IMG_0560

IMG_0563

IMG_0540

 

 

,

EJERCICIO & ELECTROESTIMULACIÓN

    Cuando realizamos ejercicio de manera convencional, el cerebro manda señales o impulsos a los músculos para generar movimiento. Cuando entrenamos con un sistema de electroestimulación, además recibimos estos impulsos de forma externa. En el post de esta semana te voy a hablar de mi experiencia con el relativamente novedoso método de entrenamiento con la máquina de electroestimulación Miha Bodytec.

   El entrenamiento con electroestimulación es un ejercicio intenso a partir de un programa combinado de ejercicios personalizados mediante un sistema de electroestimulación muscular. El entrenamiento está dirigido y diseñado por un entrenador personal en base a tus objetivos y tras un análisis completo de hábitos, estado de salud, historial de lesiones, etc. Mediante diferentes programas de entrenamiento, podemos lograr reducir volumen y perder peso,  tonificar las zonas clave, aumentar nuestra masa muscular y disminuir el porcentaje de grasa, reducir la celulitis, mejorar el rendimiento deportivo (aumento de la fuerza y del consumo máximo de oxígeno entre otros) o mejorar la salud y el bienestar general con programas personalizados de readaptación muscular.

    ¿Cómo funciona? En la electroestimulación se utilizan pulsos en el rango de milésimas de Amperios (mA) y la fuerza de este pulso que recibimos a través del equipo se determina el grado de reclutamiento de los nervios y las fibras musculares. Cuanto mayor sea el impulso, mayor será la contracción. Esto permite por ejemplo, trabajar en altas intensidades con ejercicios de muy bajo impacto para las articulaciones, por lo que es una opción ideal para aquellas personas que necesiten una readaptación segura después una lesión, que tengan problemas articulares, sobrepeso o baja condición física.

    Otra de las ventajas es que se puede llegar más fácilmente a la activación de grupos musculares más profundos y activar simultáneamente músculos agonistas y antagonistas durante un mismo movimiento. En todo momento, todos los músculos que están activados por la máquina están trabajando de una forma intensa.

   Las sesiones de entrenamiento son de 20 minutos, el entrenamiento es muy intenso y por lo tanto corto. Válido como complemento para las personas que realizan ejercicio habitualmente y como opción para aquellos que no disponen de mucho tiempo o buscan otra opción de entrenar de forma eficaz y dirigida.

¿Mejor verlo en acción no?

 ¿Mi opinión? Ya he entrenado varias veces con el sistema Miha Bodytec y ya he notado sus efectos sobre el tono muscular general, me siento más equilibrada y sobre todo empiezo a notar el trabajo en la zona del abdomen y glúteos, que son las zonas que más me interesan. Las sensaciones durante el entrenamiento son muy buenas, es un trabajo intenso, muy parecido a tratar de vencer una resistencia externa en cada movimiento. Y cuando terminas la sensación es sencillamente genial…

   ¿Qué os parece este sistema de entrenamiento? ¡Seguro que hay opiniones para todos los gustos! Pero si tenéis la oportunidad, ¡os animo a probarlo!

Música vídeo Who needs you – The Orwells