zumo de naranja natural, es fruta, es sano… ¿o no?

     Una amiga me envía la foto de su desayuno y me pregunta que qué opino de él. A primera vista vereis que os va a parecer un desayuno súper saludable y equilibrado: zumo de naranja casero natural, té matcha con leche, dos tostadas integrales con tomate en rodajas, AOVE y dos lonchas de pechuga de pavo.  Pero lo cierto es que a pesar de creer estar haciendo elecciones muy saludables por su parte, alguna de estas elecciones no lo son tanto. Así que le pregunté:

– Con cuántas naranjas te has hecho ese zumo?

– … con 3 naranjas

– ¿Podrías comerte para desayunar esas tres naranjas enteras, además del café con leche y las dos tostadas con tomate en rodajas y con tres lonchas de pavo con aceite de oliva que desayunas?

– Ummm… me llenaría antes, creo. Supongo que con una naranja sería suficiente para mí.

 

 Tomar zumos naturales no es igual a tomar fruta

      Al exprimir las naranjas para hacer un zumo, estás desechando la matriz de la fruta (donde está la fibra y otros elementos muy beneficiosos) para quedarte básicamente con agua, azúcar y también las vitaminas.

      El azúcar que estás ingiriendo por tanto es el equivalente al azúcar de 3-4 naranjas, que sin ir acompañada de su fibra, actúa a nivel metabólico como azúcar libre (el mismo efecto que si desayunarás un refresco azucarado o un vaso de agua con azúcar todos los días).

     El azúcar libre de 3 naranjas se absorbe muy rápido y si no se utiliza enseguida como energía, se almacena en forma de grasa.

     La evidencia científica asocia en distintos estudios, sobrepeso, obesidad, ganancia de peso y mayor facilidad para la formación de caries con el hábito de consumo de zumos naturales de forma habitual.

Tomar zumos de frutas naturales no es igual a tomar fruta.

    Así que si te apetece tomar fruta en el desayuno, siempre será mejor opción cambiar el zumo de naranja por una pieza de fruta, pero entera. Y los zumos, para momentos puntuales.

 

Compartí este post por Instagram, pero lo dejo por aquí también. Espero que os sirva, ¡un saludo!