alimentación consciente

 

Una alimentación saludable, comienza por una alimentación consciente. Esto significa comer sin dietas, comer mejor, fijarnos en los nutrientes y en la calidad de los alimentos que comemos, y dejar de elegir productos procesados (también esos que nos han hecho creer que son sanos) y de mirar las kcal, para comer comida real y llenar la despensa de materias primas.

Comer conscientemente es tener una relación sana con la comida, y eso te llevará a tenerla también contigo y con tu cuerpo. Aunque muchos comiencen a cambiar hábitos en su alimentación motivados por bajar peso, o verse mejor, no es un método para adelgazar. Para mí es un estilo de vida. Evidentemente, si en tu dieta abundan los productos procesados, harinas refinadas, alimentos azucarados, y retiras todo esto de tu despensa para llenarla de frutas, verduras, cereales integrales, frutos secos… está claro que perderás peso, porque estarás comiendo mejor. Pero no tiene que significar perder peso a priori.

De hecho, personas que llevan una alimentación saludable pueden engordar. Ayer me mandaron un mensaje por IG a consecuencia de una foto que publiqué de unas tostadas con mantequilla de cacahuete, en el que una chica me decía que ella no podía comer eso porque la mantequilla “engorda” y ella quiere perder peso. En efecto, es un alimento graso rico en grasas monoinsaturadas, pero una alimentación equilibrada, incluso las dietas de adelgazamiento, necesitan grasas, y este alimento puede estar en ellas perfectamente. Lo que le dije es que es un alimento natural, muy nutritivo, energético y muy saciante. Pero no todos estamos en el punto de poder entender esto aún. Es un proceso de transformación y de eliminar muchos falsos mitos e ideas que nos han ido metiendo a lo largo de los años en la cabeza. 

Cuando comes bien, te sientes bien. Cuando eliminas de tu dieta alimentos insanos, te sientes bien. Punto. Tu lo notas, tienes más energía, saboreas de otra forma los alimentos, estás de mejor humor, tu cuerpo se equilibra, tu apetito también, desaparece la ansiedad, no hay atracones, no hay sensación de culpa.

Curry de garbanzos

 

Os voy a dar la primera clave que hace que todo funcione y que tanto la uso hablando de ejercicio y entrenamiento:

MOTIVACIÓN

Para empezar a llevar una alimentación consciente necesitas tener claro que lo vas a hacer porque realmente quieres hacerlo. Saber por qué lo estás haciendo es fundamental para comprometerte con un cambio. Entender que hay alimentos buenos y alimentos malos, clasificados por su calidad y por la calidad de los nutrientes que te aportan y no por las kcal y el porcentaje de grasa.

Entender que para mejorar tu salud hay que comer más alimentos buenos y evitar los malos, que al fin y al cabo, son todos lo alimentos procesados, todos. Los enmascarados como light, bajos en grasas, desnatados, también.

Porque al principio tendrás que nadar a contracorriente de lo que hacen y comen la mayoría de personas de tu entorno, habrá días que no puedas cumplir con tu objetivo y no pasará nada, porque estarás motivado para continuar al día siguiente sin sentimiento de culpa.

¿Preparado/a para comenzar? ¿Motivado/a para seguir?

En próximos post os daré más claves y consejos para continuar con un cambio hacia una vida más sana y feliz.

¡Feliz semana!

 

alivia el dolor lumbar

     A partir de ahora viene “lo más gordo” del embarazo, y nunca mejor dicho… A lo largo de las próximas semanas mi pequeñito no hará más que engordar y engordar…  y tras superar tanto cambio de todo tipo estos meses, nuestro cuerpo se enfrenta ahora con lo más difícil de “soportar” y lo más incómodo que recuerdo de mi primer embarazo. Y es que prácticamente doblaré en apenas 10 semanas el volumen y el peso de mi abdomen. Implicará dormir peor, cansarme más, sentirme pesada y plantarme delante del armario cada día con el “y qué me pongo yo con este tripón”…  Pero bueno, esto son males menores. Este aumento del volumen abdominal, pondrá a prueba el estado de la espalda para soportar más peso y contener el desplazamiento anterior de nuestro centro de gravedad. Todo un reto.

    Pero el dolor lumbar, las lumbalgias, no es sólo cosa de embarazadas. Es una dolencia con una incidencia muy alta en la población en general, muy molesto y que incapacita bastante. Y como la mejor cura es la prevención, te voy a proponer una serie de ejercicios que te ayudarán a aliviar la tensión de esta zona y mejorarán la movilidad y el estado de salud de tu columna, para evitar que aparezca.

   Primero vamos a tener en cuenta unos tips para realizar de forma segura cualquier tipo de estiramiento:

  • Tienes que estirar de forma lenta y progresiva, sin hacer movimientos bruscos ni buscando una gran amplitud desde el principio. La flexibilidad y el rango de movilidad articular es algo que se trabaja y se gana poco a poco y con constancia.
  • Nunca debes llegar a sentir dolor. Si lo sientes, afloja un poco. La sensación de estar estirando correctamente es parecida a una ligera tensión que irá desapareciendo conforme mantengamos el estiramiento.
  • Cada ejercicio irá acompañado de una respiración tranquila y profunda. Es un momento pausado, relajado, en el que tienes que ser consciente del estiramiento y del alivio que está sintiendo cada músculo estirado, así que respira y disfruta.

  estiramiento1

Llevando nuestra rodilla y cadera a 90º hacia el lado contrario relajamos y liberamos de tensión toda la musculatura lumbar. Debemos mantener el tronco recto y mantener 15 segundos cuando notemos tensión en la zona lumbar.

est3

Sentándonos sobre nuestros talones y estirando los brazos al frente, desdibujamos la curvatura lumbar fisiológica notando un gran alivio mientras se relajan los músculos y la presión sobre esta zona.

estiramiento

El mal estado del músculo piramidal es uno de los principales causantes de las lumbalgias, por debajo pasa el nervio ciático, por lo que su estiramiento es fundamental para evitar acortamientos y molestias. Para estirarlo, cruzamos una pierna por encima de la que vamos a estirar y tiramos suavemente hasta notar una tensión en la zona del glúteo.

  Estos son tres de los 10 estiramientos que verás en el vídeo. Mediante una sencilla secuencia, comenzaré estirando la zona cervical, para pasar a estirar de forma más intensa la zona lumbar y terminaré con unos estiramientos de la zona dorsal. De esta forma lograremos al final de la sesión un estiramiento completo de la columna.

     En la mayoría de estos estiramientos, lo que haremos será mantener posiciones en las que invertimos la curvatura de la zona lumbar (desdibujar la lordosis fisiológica) que en el caso del embarazo estará aumentada por la basculación del peso hacia el abdomen, consiguiendo relajar y aliviar de la presión posterior a la musculatura de esta zona de la columna. No hay que olvidar que el cuerpo es un todo, una cadena conectada y que este dolor puede estar provocado por desequilibrios musculares en otras zonas o situaciones biomecánicas anómalas.

 

    Realizar estiramientos y adoptar otras medidas higiénico-posturales en nuestro día a día, funciona. Se constante y realiza casi a diario este tipo de estiramientos. Las mañanas antes de levantarte de la cama o antes de acostarte cuando la espalda está más cargada de todo el día, son por ejemplo momentos ideales aprovechando que estás tumbado. ¡Prueba a hacerlos y me cuentas qué tal!.

     Y si quereis saber dónde está esta preciosa localización que aparece en el vídeo, es el Parque Natural de Los Toruños, junto a la playa de Valdelagrana en El Puerto de Santa María. Un mirador que descubrí y que me encanta e invita a la calma y a relajarse con vistas a la bahía de Cádiz. Eso sí, para llegar hasta él tendrás que recorrer 4 km. desde la entrada al parque… ¡Una combinación perfecta para terminar una mañana de 10!.

blue day

    Ayer estaba cansada, sin ganas de hacer más de la cuenta… Tenía pensado ir al gimnasio, pero tenia toda la pereza en mi. Y mientras estaba en ese momento me preparo no me preparo, se me estaban pasando por la cabeza mil motivos por los que debería no ir y quedarme en casa haciendo cosas, mis excusas son muy buenas. Pero entonces aparece ella y esa brutal sensación de bienestar que sólo la provoca el ejercicio cuando al terminar, sales de la ducha y continúas con tu día, se me pasa por la cabeza… Me visto y salgo. El día sólo por eso ya es mejor. Motivación, motivación, motivación!!!

    Empezamos la semana con el Blue Monday, pero podemos terminarla del color que queramos, ¿que no has empezado con tus propósitos para 2015? ¿Y qué? Eso no quiere decir que no puedas hacerlo todavía, ¿no?

 DSC_0616~2 (1) - copia

    m o t í v a t e