fitball, un ejercicio redondo

   Pues sí… ¡ya iba siendo hora de coger mi fitball este embarazo! Esta pelota tan usada en las clases de pilates para embarazadas, en los ejercicios de preparación al parto y en las salas de dilatación de muchos hospitales, da muchísimo juego para hacer una gran variedad de entrenamientos con ella. Ejercicios de propiocepción y equilibrio, estiramientos, movilizaciones… Pero en esta ocasión, este post lo escribo para daros ideas de cómo usar el fitball para tonificar todo nuestro cuerpo de forma global.

  ¿Sabes otra de las cosas buenas de trabajar con él? Que trabajamos más eficazmente nuestra musculatura más interna. Como otros elementos que provocan inestabilidad durante el ejercicio, el trabajo realizado para controlar la postura y el equilibrio en movimiento durante el ejercicio con la pelota es mayor, y esto es muy beneficioso para nuestra musculatura. Con el fitball podemos hacer un sinfin de ejercicios, usándolo como ayuda o apoyo, o como elemento externo para realizar elevaciones, equilibrios, o aumentar la dificultad del ejercicio.

   Y otro must que tiene en mi opinión, es lo fácil que resulta trabajar la musculatura pélvica en ejercicios en los que se sujeta la pelota entre las piernas por ejemplo; ejerciendo presión sobre el fitball para hacer un ejercicio generamos tensión sobre esta zona y esto nos viene fenomenal para mantener su tono estos meses de embarazo (o siempre chicas!).

FotorCreated

    Esta vez, comparto con vosotros un vídeo con varios ejercicios que estoy haciendo estos días, donde utilizo el fitball de diferentes formas para tonificar todo el cuerpo. Son ejercicios básicos y fáciles de hacer, pero insisto que hay muchísimas posibilidades, y si tienes un fitball no dudes en buscar en Youtube vídeos que te den más ideas de cómo utilizarlo. Ahora mismo estoy de 24 semanas de gestación, así que los ejercicios que estoy haciendo con la pelota son ideales para tí, si también estás embarazada.

 Screenshot_2015-11-11-19-48-41

fitball

    Anímate con los ejercicios que te propongo, haz 3 series de 15-20 repeticiones de cada ejercicio y tendrás una rutina completísima. Verás que es un trabajo muscular intenso… y lo notarás ¡estés o no embarazada!. Como siempre te aconsejo si lo estás, ante cualquier duda de si puedes hacer algún tipo de ejercicio, consulta antes a tu ginecólogo, controla la intensidad de tu esfuerzo e hidrátate cada cierto tiempo.

    Noviembre, un mes perfecto para moverse, afianzar buenos hábitos y llegar a esas navidades que están ya a la vuelta de la esquina bien, pero bien! Gracias por estar ahí!

DEJA TU COMENTARIO

Tu email no será publicado o visible.

También Te Puede Interesar

Aquí puedes encontrar posts relacionados con los que has leído recientemente.