GIMNASIO, MANUAL DE USO

    Si nuestros buenos propósitos de enero han llegado en forma de gimnasio, vamos a intentar que no se convierta en una obligación y en futuros remordimientos cuando después de la euforia venga la pereza. ¿Quieres unos consejos para que ir al gym sea uno de nuestros momentos del día y nos sirva para evadirnos mientras disfrutamos haciendo ejercicio? Vamos a sacarle el máximo partido y no caer en los errores que hacen que nos desmotivemos y nos cueste horrores ir, ¿te cuento cómo?.

  1. Elige bien el gimnasio. Valora lo cerca que está de tu casa, del trabajo o del cole de los niños dependiendo desde dónde creas que vas a ir la mayoría de los días, y piensa en tus necesidades y gustos (quizá no sea necesario que tenga piscina o padel si no te gustan, o prefieres locales pequeños a gimnasios enormes). Créeme, cuando un día estés cansado, pensar que tienes que coger el coche para ir hasta la otra punta a un gimnasio en el que no estás a gusto, te pesará mucho.
  2. Planifica.  Tenemos que saber cuántos días a la semana vamos a ir para apuntarlo en la agenda y saber que mañana toca, que está marcado y que hay que cumplir. Ver nuestros turnos de trabajo, que días tenemos libres, que días descansamos… ¡organizarnos es fundamental!
  3. Márcate un objetivo a conseguir. ¡Ojo! No confundamos los deseos con los objetivos: Un deseo es decir: “Quiero perder peso” mientras que un objetivo es “quiero perder tres kilos en un mes yendo al gym y llevando una dieta saludable”. En los objetivos incluímos cómo lo vamos a conseguir y en qué tiempo pensamos hacerlo. De este modo es más sencillo cumplir con un plan porque tenemos claro qué perseguimos. Y recuerda, ¡objetivos alcanzables!
  4. Ya tenemos los objetivos, ¿qué tengo que hacer para conseguirlos? Mi consejo es que te dirijas al personal de la sala y les pidas que te hagan un plan de entrenamiento. Ellos deben asesorarte sobre las clases colectivas más indicadas para tí, explicarte el funcionamiento de máquinas y elementos de la sala, las ejecuciones y el peso correcto para evitar lesionarte…  Si empiezas desde cero, te pueden diseñar un plan de acondicionamiento previo antes de meterte en clases clases colectivas, sobre todo si las clases son de intensidad media/alta y se basan en coreografías con o sin peso. Y no olvides esto, exíge atención personal, no te conformes con que te den una rutina estándar sin prestarle mucha atención, tu entrenamiento tiene que ser variado y adaptado a tus necesidades, de eso dependerá que sea efectivo y de que tú te encuentres motivado y bien en el gimnasio.
  5. Olvídate de la ropa, del de enfrente, de la vergüenza… todos los que están en el gimnasio están a lo mismo que tú y también ellos empezaron un día, así que evádete de todo eso. Cuanto más tiempo lleves, más familiar te resultará todo y más cómodo te encontrarás.
  6. No te obsesiones con una rutina o con una clase. Por mucho que te guste y se te de bien el body pump, varía, porque todo lo bueno de las clases colectivas puede perderse si asistimos continuamente, nos aprenderemos las coreografías y nos hartaremos de la música, pero lo peor es que podemos estancar nuestro entrenamiento y desmotivarnos. Igual ocurre con rutinas tipo 20 minutos de elíptica y luego otros tantos de máquinas… La clave es la variedad de movimientos y de entrenamientos para conseguir un acondicionamiento más global y hacer cada entrenamiento motivante y diferente, así que asiste a distintas clases,  alternarlas con días de running, de circuitos de ejercicios con elementos, etc.
  7. Ir con alguien al gimnasio motiva más y está demostrado, ¡pero no puedes dejar de ir y cumplir tu plan ningún día porque tu compañero halla fallado eh!
  8. Llévate tu música si necesitas aislarte de los ruidos de la sala, prepara  varias sesiones que te motiven, te relajen, te activen… ¡depende del momento, la actividad o del día que tengas!
  9. Y por último, echa un vistazo a las últimas tendencias para no perderte en el gym. Como en todo, cada cierto tiempo surgen novedades que pegan fuerte en el mundo del fítness: TRX, gimnasia hipopresiva, entrenamiento funcional, electroestimulación…

  ¿Te has apuntado al gym este año o has vuelto en enero con más ganas que nunca? Fíjate tus objetivos, motívate y logra tus metas!!!

DEJA TU COMENTARIO

Tu email no será publicado o visible.

También Te Puede Interesar

Aquí puedes encontrar posts relacionados con los que has leído recientemente.